Cómo conocerte a tí mismo íntimamente

Cómo conocerte a tí mismo íntimamente

¿Te conoces a ti mismo?

La semana pasada en el artículo “Guía definitiva para tomar dcisiones acertadas”, mi amiga P hizo el comentario de que para tomar esas decisiones es necesario conocerse a uno mismo, de modo que uno pueda tener bien en claro lo que es capaz de hacer y lo que no es capaz, para cambiarlo según la vida lo requiera.

Es un comentario tan acertado que me inspiró para escribir hoy y lo hago tal como lo prometí.

 

Si reflexiono un poco en ello, me doy cuenta de que la mayoría de las personas, viven su vida prestando mucha atención a los otros significativos de su entorno y, para ellos pasa muy desapercibido ese compañero constante e incondicional que es Uno mismo.

 

Cuando uno pasa la vida tratando de satisfacer las demandas o necesidades de otros, no encuentra tiempo para hacerlo por sí mismo y ese SER INTERIOR, que nos habita, pasa a ser el gran desconocido. Silvana Gonella

 

De ahí que muchas personas se sientan confundidas, en ese estado incómodo pero casi permanente de sus existencias.

 

Es que si siempre escuchas lo que opina el otro, lo que siente el otro, lo que diría o haría el otro, es más que seguro que tu voz interior ya está más que disfónica o peor aún, en casos más persistentes, casi muda. Es lógico que nunca sepas qué quieres, cómo lo quieres y qué podrías hacer para lograrlo.

 

Es muy difícil para los que nunca saben lo que quieren, comenzar a estar en el asiento del conductor del vehículo de sus vidas. Pero la solución es justamente esa : Comenzar a descifrar que quieren.

 

Ya imagino los gritos de desesperación de los que no se conocen a sí mismos, preguntando alocadamente ¿COMO?

 

Creo que podría darles un atajo, es decir una manera más rápida para llegar a eso, pero por otra vía.

Entonces ¿Qué hacer para conocerte a tí mismo?

El primer paso sería enumerar lo que NO QUIEREN!

Es mucho más fácil saber lo que no quieren que lo que si quieren.

En aras de la practicidad, lo recomendable sería lo siguiente:

 

  • Tomar un papel grande y dividirlo al medio con una raya
  • Del lado izquierdo hacer una lista numerada de todos los “NO QUIERO”
    La lista puede ser tan larga como sea necesaria. Se debe escribir todo y preferentemente en un orden decreciente de importancia, donde 1) sería lo más importante, 2), quizas un poco menos importante, etc.
    El texto sería por ejemplo NO QUIERO que los demás decidan por mi acerca de mi carrera.Hecha toda esta lista de los NO QUIERO
  • En la columna derecha escribir lo contrario de la frase de NO QUIERO, pero en positivo, afirmativo y presente, sin usar el quiero y sin usar NO.
    El texto se refiere a la frase de NO, ubicada ahí:
    a la frase de la izquierda: NO QUIERO que los demás decidan por mi acerca de mi carrera.
    La frase de la derecha sería: YO TOMO las decisiones respecto de mi carrera.
    (noten que la frase está afirmando, en presente y en positivo, como si ya estuviera hecho)

La lista recién construída nos da una pauta muy clara de lo que se quiere en verdad, que estaría listada todo del lado derecho.

 

Es muy importante leer esta lista de la derecha, muchas veces por día y llevarla con uno a donde vaya.

Pronto, si practican este sencillo método, podrán darse cuenta más fácil cuáles son sus verdaderos deseos. Más adelante, aunque no ahora, llegará el momento de poner en práctica lo que los deseos piden hacer para realizarse.

 

Ahora es el momento de comenzar a practicar un aspecto de conocerse a sí mismo y escucharse, que es saber lo que SE QUIERE.

 

Este paso no es menor, sino la base fundamental para los logros posteriores que también voy a explicar paso a paso.

Debo decirles que si nunca ponen en práctica los consejitos y sólo lo dejan en la teoría, jamás suceerán los cambios que lleven hacia el autoconocimiento.

La mayoría, devoran todo tipo de libros de ayuda personal, pero siguen fracasando en sus vidas porque nunca ponen en práctica lo aprendido. Ese camino tortuoso de saltar a la siguiente teoría, sin hacer nada al respecto, se puede revertir rápidamente tomando la buena decisión de dar pequeños pasos, pero firmes, en la practica de sencillos ejercicios que traerán dicha.

 

Les deseo que estos ejercicios les traigan el regalo de conocerse a si mismos.

Con cariño

Silvana Gonella

 

Artículos del Blog

Sígueme

Artículos dōTERRA®