Saltar al contenido

¿Te sientes alunada cuando tienes el período y malestares premenstruales?

¿Te sientes alunada cuando tienes el período y malestares premenstruales?

Halla soluciones Éticas increíblemente efectivas
para eliminar tus malestares premenstruales naturalmente.

 

¿En qué falla la medicina tradicional sobre el Síndrome premenstrual?

¿Te sientes alunada cuando tienes el período y malestares premenstruales?

¿Estás dentro del grupo de millones de mujeres en el mundo que sufren horrores cuando están próximas a menstruar?

Es posible que tus síntomas diversos y trastornos físicos, emocionales y psíquicos, hagan que tus familiares piensen que estás a punto de enloquecer.

Los cambios ciclotímicos de humor, la irritabilidad y la depresión se hacen notar en tu entorno inmediato. Te sientes totalmente trastornada cuando sufres por la llegada de tu menstruación.

 

¿Te sientes sola y desamparada?

Y lamentablemente por desconocimiento social, acabas viviéndolo en soledad, porque la mayoría de tus seres cercanos interpretan tu conducta como una exageración novelesca.

Pero ahogándote en un mar de sangre… tú sabes bien que no exageras ni un poquito el dolor. Así te sientes frustrada e impotente cada mes y tu vida va de mal en peor.

 

¿Te sientes alunada cuando tienes el período?

¿Estás confundida y perdida?; ¿No sabes qué hacer?; ¿Ya has agotado todas las posibilidades de tratamiento y aún sigues igual de mal?

Entonces este artículo es para ti!

Continúa leyendo y halla soluciones cuánticas exclusivas, naturales, fáciles, rápidas y que puedes poner en práctica sin moverte de tu casa!

¿Es posible?

¡Pues compruébalo tú misma!

 

Las aberraciones de un mal diagnóstico y tratamiento inadecuado.

Bien, te contaré una historia con la cual te sentirás identificada:

 

Padecimiento inexplicable

Una mujer de mediana edad durante la mitad del mes antes de la menstruación, padecía fuertes dolores musculares, cólicos, cansancio extremo, insomnio, migrañas, crisis de angustia y llanto que le impedían salir de su casa.

Había tenido una bella juventud llena de diversión, viajes y lindas relaciones sociales.

Cuando se estabilizó en la ciudad comenzó a sentirse muy mal entre ciclo y ciclo menstrual.

Así, empezó a ir a distintas consultas y a deambular con síntomas inexplicables de doctor en doctor.

Los médicos de la Obra Social que la atendían en consultas breves, le dijeron que padecía depresión y le recetaron medicación psiquiátrica (Litio) hoy prohibido por la OMS…

 

Intento de suicidio

Después de un año y medio tomando cantidad de pastillas para una supuesta depresión, sintiéndose embobada, aletargada y confundida la mayor parte del día pero sin ninguna mejoría de sus malestares con la regla, desesperada intentó suicidarse.

Sus padres decidieron ayudarla y coincidieron en que necesitaban un diagnóstico adecuado. Es así que costearon caros estudios en el extranjero.

Finalmente le diagnosticaron una enfermedad llamada “Trastorno Disfórico Premenstrual (TDPM)”.

El nombre en sí no era muy explicativo, pero ella pensó: “¡Qué suerte tengo, no estoy loca! ¡Lo que me pasa tiene nombre!”.

Le explicaron que sus neurotransmisores eran demasiado sensibles a sus propias hormonas sexuales y, que con el tratamiento hormonal y otras drogas quedaría estéril y bla, bla, bla…

Supo que el TDPM afecta a un 8% de población femenina mundial en edad fértil y pensó: “¡Qué suerte tengo, no estoy sola!”.

 

Los médicos no sabían nada acerca de sus síntomas

Con el nuevo diagnóstico regresó a la Obra Social para continuar el tratamiento, pero pocos médicos habían oído hablar siquiera del TDPM.

Es así que consulta tras consulta los médicos insistían en que ella era bipolar, depresiva, ansiosa, que lo premenstrual era una "cosa de mujeres" y que lo mejor era “soportarlo” como algo natural.

Otros "profesionales" lo reducían por comodidad a un simple Síndrome Premenstrual (SPM).

Pero ella continuaba perdiendo su vida, los trabajos, los amigos y muchas parejas... y no paraba de preguntarse: “¿Hasta cuándo los médicos de cabecera, ginecólogos, endocrinos, psiquiatras, psicólogos y neurólogos seguirán ignorando mi problema?; ¿Cuántas mujeres serán tratadas innecesariamente con litio por TDPM?; ¿Cuándo habrá más investigación en este tipo de enfermedades?...”

Un gran porcentaje de mujeres con casos severos de TDPM, cometen intentos de suicidio porque el sufrimiento físico y emocional se vuelve insoportable.

Lamentablemente la tasa de suicidios es enorme y esta problemática podrías sufrirla tú, tu madre, hermanas, hijas, vecinas, compañeras de trabajo, amigas, cuñadas, etc.

 

Mira las aberraciones que tuvo que sufrir esta mujer…

-La trataron de loca y minimizaron su padecimiento como “cosa de mujeres ñañosas”.

-La medicaron erróneamente con drogas psiquiátricas peligrosas. Yo considero que todo el abanico existente de medicación psiquiátrica es extremadamente tóxica y tiene infinidad de efectos adversos.

-Intentó suicidarse y se salvó de milagro.

-Tuvo que desembolsar una gran suma de dinero para recibir un diagnóstico.

-El tratamiento la dejó estéril.

-El diagnóstico sólo sirvió para que ella tuviera un nombre, pero no alivió sus síntomas.

-Su vida entera se derrumbó y se quedó sola sin pareja ni amigos.

-Obtuvo contención nula por el desconocimiento de la medicina alopática tradicional. Los médicos seguían enfrascados en sus prácticas que generan más problemas que soluciones.

 

¿Sigues pensando que con la medicina y la ciencia es posible llevar una vida saludable y digna?

Querida mujer y amiga te propongo que profundicemos en este tema tan polémico. ¿Me dejas tomar tu mano y llevarte a descubrir soluciones milagrosas que jamás habías imaginado? 

Te propongo que te dispongas a leer el material de un Minicurso muy especial.

SI estás comprometida con el bienestar, la salud y la felicidad, nos volveremos a encontar en el interior.

 

Elimina al 100% tus malestares premenstruales con el poder de la cuántica.

 

Descubre soluciones Éticas y Conscientes increíblemente efectivas
para eliminar tus malestares premenstruales naturalmente.

 

Descubre soluciones cuánticas
poderosas, efectivas, fáciles y ultra-veloces para

Eliminar al 100% tus malestares premenstruales
con el poder de la cuántica.

 

Accede de inmediato al Cuadernillo Elimina 100% tus malestares premenstruales con el poder de la cuántica
y encontrarás un análisis profundo de esta problemática.

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentarios (2)

Sil, que buen post, muchísimas mujeres sufren muchísimo, es más conozco una chica que desesperaba con los dolores de estómago.
A mi por suerte si bien me atacó nunca fue algo que me impidiera hacer, si reconozco que mis hormonas están íntimamente ligadas con mi estado emocional, que me encuentro en el período con más sensibilidad, también entendí que a veces me quejaba en vez de seguir. Hoy, en cada período, respeto mis tiempos, mis sensibilidades, y sigo a mi ritmo como algo más natural. No me enojo más 😉
Pero entiendo que debe haber casos altamente más dolorosos y con cambios más significativos. Voy a revisar mi correo, porque ya, obvioooo, formo parte de la zona vip!
Un abrazo! Citar Comentario

Responder

Debo decir que a Dios gracias nunca sufrí ninguna de estas dolencias, a lo sumo de vez en cuando un fuerte dolor de ovarios (aunque dicen que los ovarios no duelen sino que es el útero el que lo hace, me queda la duda). Pero doy fe que hay mujeres que lo padecen hasta quedar de cama. Una de mis sobrinas es ejemplo de esto, desde su primera menstruación cada mes tenía que al menos pasar los primeros dos días en cama, a puro ibuprofeno. Una locura! Terminó mejorando de a ratos con la homeopatía pero tampoco se curó totalmente dado que no era constante con lo que le recomendaban, que bien natural era. Siempre le decía la suerte que había tenido de encontrar un profesional a pura receta de abuela como digo yo; pero mucha gente se enfrasca en que es más fácil y rápido lo alopático sin darse cuenta que lo que parece que te cura por un lado te joroba por el otro. Citar Comentario

Responder