Obesidad y Sobrepeso las causas ocultas

Obesidad y Sobrepeso las causas ocultas que los médicos no te cuentan

Obesidad y Sobrepeso. Los secretos y las causas ocultas que la industrias médica y alimentaria nunca te contarán, porque han sido montados negocios multimillonarios gracias a la problemática de las personas que quieren perder peso. Este artículo, por cierto NO ES LIGHT, pero deseo que te ayude a pensar y hacer cosas diferentes si quieres hacer realidad tu sueño de ser delgado.

Se considera obesidad cuando la persona pesa más del 20% del peso máximo en relación con su estatura.

Dicen que suelen tener un bajo metabolismo basal (metabolismo lento), estilo de vida sedentario, factores genéticos que desencadenan el exceso de peso y problemas emocionales, según las “autoridades sanitarias” que pertenecen al viejo paradigma. Pero esto dicho así… no sólo es conceptualmente muy pobre sino que además como explicación puramente fisiológica, no satisface a la gente que desea perder peso, porque a la luz de estos conceptos perder peso es muchísimo más difícil de lo que parece y la mayoría de la gente no logra resultados sostenibles a largo plazo.

Además, cuando hablan de problemas emocionales, no sólo no explican cuáles y cómo sino que lo expresan como un tecnicismo más para dar sensación de “investigación seria” Glup!!!

Este es un problema muy común y muchas personas se encuentran sumidas en el sufrimiento por verse así, ya que hay un pre-concepto social muy perverso, que relaciona siempre la obesidad con el comer en demasía. Hay casos que responden a eso, aunque sus verdaderas causas son mucho más profundas, Pero  también hay muchos casos de gente con sobrepeso que no necesariamente comen más que los delgados.

Entonces habría que pensar… si toda esa batería de consejos dados a mansalva no dan resultados… (en la gran mayoría de los casos) entonces algo falla en la lógica de esas afirmaciones y están basadas en premisas falsas con resultados falsos en consecuencia. Sociedades enteras dan por sentados sin cuestionar, los mandatos y opiniones del sistema, y encontramos a la mayoría de las personas  sufriendo y culpándose a si mismos por no poder lograr los objetivos de estética socialmente establecidos. Así es que se generan tormentos innecesarios, físicos, psíquicos y espirituales en las personas que viven con esta problemática.

Las cosas suelen ser mucho más sencillas, aunque mucho más profundas también, si se buscan las verdaderas causas de la obesidad o el sobrepeso sin necesidad de accionar derivando sumas de dinero astronómicas a las industrias alimenticias (alimentos de dieta) y farmacéutica, porque esas son soluciones sólo a corto plazo.

La reducción de peso puede ser muy fácil y simplificarse mucho, pero es necesario abordarla con un enfoque radicalmente diferente comenzando por minimizar los sentimientos negativos hacia la experiencia misma de adelgazar. Entonces ¿es importante cuanto mide una persona o cuánto pesa? Según mi opinión no tienen ninguna importancia. Puesto que las causas reales son otras distintas y eso voy a intentar explicar. Si vamos a hablar de las emociones, bien, pero es imprescindible explicar cuáles y cómo han impactado en la persona, que tienen raíces causales que pueden provenir de la infancia, del período de gestación (proyecto sentido) o de la familia hasta 4 0 5 generaciones anteriores a la persona. ¿Sorprendente cierto? El proyecto sentido abarca el período de 9 meses antes de ser concebida la persona y los 9 meses de su gestación, es decir que se extiende por 18 meses.

Es claro entonces que no ganamos nada con decirle a la persona que debe hacer tal o cual dieta, tal cantidad de ejercicio, tomar tal píldora, o que su peso ideal sería tal…etc, porque eso es inalcanzable e inaplicable, en tanto desde su inconsciente hagan presión en contra del logro, programas o softwares residentes de los que no se tiene ninguna conciencia, más que sensaciones vagas o grandes sin-sentidos que se manifiestan en la vida. Estos programas contradicen con gran fuerza los deseos conscientes de la persona.

Ejemplo: La señora María desea fuertemente sanar de su obesidad mórbida, hace dietas estrictas y se cuida de todas las formas humanamente posibles. Pero ella sigue enferma, triste y en el mismo peso. Ella diariamente se sienta a la mesa familiar, su madre está callada y pensativa, no dice palabra pero recuerda con dolor un momento de su infancia, que por estar en territorio de guerra nunca había comida, se las rebuscaban como podían, para guardar hasta las sobras y tener energía un minuto más. Una situación ciertamente triste y desgarradora. Ella no dice palabra y comen en silencio. Es muy probable que cuando esta mujer estaba embarazada de María, también recordara esos momentos de hambruna sintiendo dolor y angustia que pasaban diréctamente al bebé en su panza. María nace con un programa inconsciente que ordena: “cada pequeño trozo de alimento debe guardarse para no morir de hambre” Como ya mencioné María come muy frugalmente, pero su inconsciente en situación de supervivencia guarda cada trocito de comida y la energía, para no morir de hambre más tarde…” ¿Se entiende cómo un programa puede determinar un comportamiento, un estado o la salud en general?

Las contradicciones entre los pensamientos inconscientes (que son muy fuertes) y los anhelos conscientes, son incongruencias, incoherencias enfermantes y hacen que el cuerpo pida a gritos que sean escuchadas y liberadas para poder sobrevivir.

Luego hay cuestiones más físicas, digamos, pero que son el resultado directo de los programas y emociones retenidas de la propia vida o de situaciones transgeneracionales. Porque el inconsciente va a utilizar cualquier argumento por más ilógico que sea, para protegerlo a uno de esos sufrimientos supuestos. El funciona como un guardaespaldas personal, pero al mismo tiempo que nos cuida, no nos permite movernos con soltura y nos prohíbe las cosas que deseamos, todo en nombre de la protección.

Algunas de las consecuencias físicas de los programas inconscientes y altamente relacionadas entre sí, son:

  • Cuerpo con predominio ácido, predominio de iones positivos y campo electromagnético distorsionado.
  • La proliferación a gran escala de parásitos que emulan el comportamiento celular propio del organismo y modifican o alteran el ADN.
  • Transito intestinal lento o nulo que impide la eliminación de desechos. El intestino grueso no cumple bien su función.
  • Acumulación de toxinas y venenos producidos por los deshechos no eliminados.
  • Oxigenación inadecuada de las células del cuerpo, que al ser deficientes en la conversión de glucosa en energía, desencadenan un aumento de la glucosa sobrante en sangre y eso se convierte en sobrepeso.
  • Debilidades del Sistema Nervioso Central y baja o nula producción de la hormona del crecimiento.
  • Sistema linfático débil que retarda el proceso de eliminación, ocasionado toxicidad suplementaria.
  • Problemas de salud físicos o psiquicos previos que desencadenan el exceso de peso y a la inversa, exceso de peso que desencadena distintos problemas de salud. Un círculo vicioso!!
  • Acumulación de toxinas, ácidos grasos, metales pesados derivados del petroleo acumulados en el sistema nervioso central. (Esto no sucede en todos los casos)

No sólo son los programas inconscientes, también hay emociones dañinas que han quedado retenidas en alguna o varias zonas del cuerpo que están estancadas, no circula su energía y tampoco son liberadas. Se establecen formando masas hipertróficas de tejido, o formando murallas impenetrables en el campo electromagnético del corazón, que protegen a la persona de verse en frente de ciertos peligros entendidos así por el inconsciente.

Hay memorias e influencias de vidas pasadas, de familiares y del inconsciente colectivo, prejuicios culturales y un largo etc que producen la combinación y la totalidad de los síntomas de la obesidad.

Estoy dando ejemplos muy generales, puesto que cada individuo tiene sus particularidades, imposibles de abarcar aquí.

Lo particular sólo se puede conocer en las sesiones que tratan justamente de dilucidar las causas verdaderas y personales, favorecer que se hagan conscientes para el consultante y liberarlas por medio de la habilidad psicobiocuántica. La liberación de estos factores enfermantes, posibilita que la persona quite de sus hombros el peso del bagaje emocional y emprenda así más liviano, los cambios que anheló toda su vida.

¿Te animas a que descubramos juntos las verdaderas causas del sobrepeso en tí? Cuando las conozcas, vas a sentir la necesidad de pasar a la acción y emprender un camino muy personal hacia la solución de tu problema. La toma de conciencia es muy rápida y los resultados dependen de tí y de cuán comprometido estés con tu transformación. Te brindaré consejos o algunas medidas que puedas tomar, pero no te daré listas de obligaciones para nada. Lo que brindo con esta utilidad de es la oportunidad de que seas libre de todo, de todos, incluso de tí mismo, porque sueles ser tu verdugo más cruel. Te ayudaré a liberarte de la culpa, el miedo, el drama, la autocrítica y mentiras que ensucian la lente con que ves la vida y distorsiona tu realidad. Podrás aprender a no someterte a tus miedos y frenos irracionales para comenzar a actuar con eficacia y constancia hacia tus objetivos más preciados.

Con las sesiones eliminaremos tus bloqueos para adelgazar y estoy preparando un curso intensivo que te enseñará muchas cosas novedosas para hacer fácil y suave tu proceso y te sentirás tan bien haciéndolo que jamás lo olvidarás.

A tu servicio

Silvana Gonella

 [rev_slider cursoscuanticos]

Artículos del Blog

Sígueme

Artículos dōTERRA®