Saltar al contenido

El propósito, la excelencia y el ejemplo

El propósito, la excelencia y el ejemplo

Crear el tiempo para realizar tu propósito personal, cambia tu vida!

Muchas personas tienen la arraigada creencia de que no tienen tiempo para hacer lo que más aman en la vida. No tener tiempo para algo que generalmente se relaciona con el desarrollo del SER, es una ilusión que da cuenta de cuáles son las prioridades para esa persona.

La gente utiliza la mayoría de las horas de su día para cumplir con objetivos materiales, que son de otros y no propios. Por ende, al regresar a sus hogares después de extenuantes jornadas laborales, están tan cansados que consideran que no tienen tiempo para dedicar a algún placer personal. Así se pasan los años y la vida, sin alimentar al SER interno, que de a poco va muriendo de inanición.

Para ellos, es prioridad cumplir con sus obligaciones laborales y no consideran prioritario el desarrollo y el bienestar personal.

Encontrar tiempo para hacer lo que más te gusta, deja dicho que te amas, te respetas y la evolución interna es tu prioridad.

El tiempo no es una cosa y por lo tanto no se puede tener. El tiempo sólo puede crearse y planificar en esos espacios temporales, la realización de las metas, objetivos y propósitos personales.

Encontrar un propósito personal es tan simple como saber cuál es la actividad en la que pasarías horas y horas sin comer o descansar, por puro placer. Esa es la actividad que es tu propósito personal porque has nacido para ser feliz realizándola. Además eres exquisitamente bueno en ello, muy probablemente un experto. La excelencia en el desarrollo de esa actividad, es algo que te sale naturalmente, sin esfuerzo, no te cansa y te hace feliz, pero debe cultivarse con paciencia y dedicación.

Por esa razón es que con ella haces un gran aporte a tu entorno, porque lo embelleces y mejoras haciendo lo que sabes y amas hacer. Lo que amas, hace evolucionar todas las cosas a tu alrededor.

Tu propósito personal es la base de una vida plena de sentido que brinda satisfacción como resultado. El resultado de tu propósito es la satisfacción en tu vida.

¿Cuántas veces has murmurado…”Me gustaría tener más tiempo para hacer x? Si aprendes a ser dulcemente disciplinado en la gestión de tu tiempo, encontrarás la manera en que esa actividad se haga cotidiana y a través de ella hagas realidad tus deseos dorados.

Lo más motivador de realizar tu propósito, es la alegría, la felicidad, el equilibrio, la armonía y la paz interior que te inundarán cada vez que estés absorto en ese limbo de bienestar, realizando lo que has venido a dejar aquí, para ti y para otros.

La excelencia en lo que realizas por amor, es un inestimable ejemplo para tus hijos, que crecerán sabiendo que todo lo que se desea en la vida se puede lograr, adquiriendo la disciplina y la constancia de la acción sostenida y consciente.

Tómate el tiempo para explorar y experimentar diferentes ideas, formas y métodos, hasta encontrar aquel que te permita realizar tu pasión, tu labor elegida con mayor facilidad y eficiencia, todos los días.

Aprende a realizar una cosa por vez, selecciona y determina lo que es más importante o necesario para realizar a continuación. Dale prioridad a lo más urgente, siempre y cuando lo más urgente para ti sea la felicidad de realizar tu propósito personal. Dentro de eso, puedes jugar y establecer tu propia metodología.

Si tu prioridad es otra distinta al bienestar… mi consejo es que la descartes de plano si quieres evitar enfermar. Si no la descartas, al menos dedícale muchas menos horas por día y ocúpalas en lo que te hace bien, o quizás si eso te lleva toda la jornada, quítale unas horas al sueño y haz lo que amas. Si despiertas una hora antes de lo habitual, encontrarás un cambio increíble en todo tu día, porque estarás lleno de energía y vitalidad.  Comenzar un poco antes te da el tiempo para hacer las pequeñas cosas que normalmente descartas o postergas.  Durante el día estarás radiante, lúcido, eficaz, luminosamente descansado y en paz. ¿No lo crees? Prueba!!!!   

Recuerda que la vida no está escrita en piedra y no hay pautas fijas para que sea plena y satisfactoria. La vida es pura experimentación, y aprendizaje de cómo hacerlo mejor y alcanzar la excelencia pasito a pasito.

Necesitas saber con claridad lo que quieres lograr y ponerte en acción. Así se producirán grandes y bellos efectos positivos en todas las áreas de tu vida.

Simplifica tu lista de pendientes y evita el stress. Mereces disfrutar la vida realizando tu propósito, porque eso te permitirá ser más productivo en todo lo demás.

Cuantas más tareas completas y decides hacer algo pequeño cada día, más feliz eres. Vive la vida al máximo y explota de alegría.

Es importante establecer metas con fecha límite, de corto, mediano y largo plazo para poder planificar estratégicamente tu vida y determinar el orden de prioridades a lograr en el futuro. La fecha límite te da la posibilidad de controlar si estás en la pista planeada o te has desviado de la dirección establecida. También te muestra en qué áreas has fallado, qué necesitas corregir o mejorar. Revisar las metas cada tanto, te ayuda a re-establecer las prioridades para lograr que la meta se convierta en una realidad. Para esto necesitas permanecer enfocado en y ejecutar con diligencia y determinación cada paso.

Esto puede parecer nebuloso pero hay una manera muy detallada, clara y precisa de ponerte en marcha, ajustando las creencias para salir de la zona de confort para lograr tus deseos, que explico en el “Curso Cuántico Metodología de la Economía Feliz” y profundizo a un nivel insospechado, a la vez que proporciono claves herméticas para lograrlo, en el “Curso El Potencial Cuántico de TU VOZ”.
A medida que vas tomando pequeños pasos cada día para lograr el éxito en tus planes, vas adquiriendo más habilidades intuitivas y se ven más horizontes para acceder a la información que necesitas y por ende se abren infinitos potenciales para lograr lo que te propones y alcanzar la excelencia en el proceso de crear realidad propia.

La información requerida para llevar a cabo lo que tienes en mente, llegará de diversos lugares que están por fuera de control, por medio de casualidades o sincronicidades. En el proceso aparecerán los cursos, textos, libros, técnicas, profesionales, métodos y habilidades exactas que se requieren para completar ese paso en el camino, Debes estar atento para aprovechar las oportunidades y hacer explotar de brillo tus potenciales.

Te espero en la aventura de crear y expandir tu propósito personal!!!

Silvana Paola Gonella