Hablando de dar el ejemplo…¿Cómo resuelven los conflictos en tu familia?

Hablando de dar el ejemplo…¿Cómo resuelven los conflictos en tu familia?

Educar para resolver conflictos con AMOR.

 

Hablando de dar el ejemplo…Cómo resuelven los conflictos en tu familia?

Hace unos días hablábamos de que la mejor forma de influir en los demás es dando el ejemplo.

Con el tema que quiero tratar hoy, también es muy importante la actitud de los adultos para dar el ejemplo, ya que si este aspecto es deficiente, los hijos repetirán esos problemas cuando tengan sus propias familias y lo peor de todo es que sufrirán mucho.

Pensé en la vida familiar en lo cotidiano, cuando surgen problemas o conflictos entre los miembros.
Por ejemplo dos hermanos discuten, o un adolescente pelea con sus padres, un abuelo no encuentra la forma de expresarse etc.
En estas situaciones hay un hilo muy fino separando la necesidad de que cada uno se exprese en su mayor verdad y la mala educación o el mal carácter de los miembros tratando de imponer sus criterios.

Si los adultos, más precisamente los padres suelen reaccionar con comportamientos inadecuados o irrascibles, están educando a sus hijos en el error. Muestran que la necesidad más urgente es satisfacer sus emociones más destructivas como la ira, el egoísmo y los celos que es muy común que se muestren en la interacción con los familiares más cercanos.

Tú como adulto ¿cómo reaccionas cuando hay un problema a resolver?
¿Eres de los que se enojan y comienzan a los gritos? ¿O eres más tranquilo y dispuesto al diálogo conciliador?
Es muy claro que de ello depende el carácter de nuestros hijos.

Ahora vamos a contemplar algunas preguntas que tu puedes responderte internamente con honestidad:
¿Hablas con cada miembro de la familia utilizando la misma bondad?
¿Les entregas alegría y felicidad?
Cuando luchan con un reto o un acontecimiento preocupante, ¿los apoyas?
Cuando están juntos ¿les entregas tu tiempo y tu corazón?
¿Eres de los que vive proyectando las culpas afuera y se quejas todo el tiempo?
¿Intentas formar a tus hijos en la compasión, la amabilidad y la consideración con los demás?

Si los padres están desequilibrados en la casa, eso extrapolará el ámbito familiar y se repetirá en el afuera y en todo lugar.

En cambio si todos se esmeran en construir lazos fuertes en una familia amorosa que da soporte a cada uno de los miembros y cuando el matrimonio es estable y completo, produce elevación y felicidad en los hijos, ya que los padres son los únicos maestros.

Las familias bien constituídas con adultos amorosos, tranquilos, responsables, coherentes y estables emocionalmente, nutren a sus hijos desde la más temprana infancia teniendo un decisivo impacto en su crecimiento y comportamiento.

Criar a los hijos con amor incondicional, ofrece profunda satisfacción para todos.
Si se es capáz de amar a cada miembro de la familia sin condiciones y aceptar sus diferencias, entonces ese círculo fundamental de respeto se ampliará a la comunidad

La vida familiar puede ser un reto, sin embargo, los desafíos también juegan un papel importante en el desarrollo de su propio carácter, en el desarrollo espiritual y el crecimiento. La familia requiere que como adulto seas responsable de tus acciones. Si prometes algo, necesitas mantener tu palabra. Esa mismaa familia amorosa ayudará a cada miembro a superar sus emociones destructivas.

En toda familia, hay de vez en cuando fricciones causadas por la misma proximidad, que crea una presión que empuja a sucumbir a las emociones destructivas. Sin darte cuenta, puedes decir algo que no querías, herir sin darte cuenta y eso va dejando sus marcas indelebles en cada uno. Pero la verdadera libertad es poder tratar con los altibajos de la vida familiar con responsabilidad y buenas intenciones de resolverlos, de suavizar el malestar y, de preservar el trato respetuoso, cariñoso y amable.

Es esencial aprender a reconocer los problemas cuando están en la fase inicial, antes de que se salgan de control. Eso significa que necesitas estar atento a cualquier cambio sutil. Una manera eficiente de hacerlo es poder observar a tu familia sin prejuicios, hacer un esfuerzo para ver sus similitudes y diferencias que pueden estar basadas en la edad, personalidad, gustos vs. disgustos etc. Lo que puede mirarse sin ninguna emoción, juicio o crítica, es una observación consciente y despierta que trae soluciones y crecimiento para todos en esa familia.

Te animo a descubrir formas y métodos CREATIVOS, para resolver conflictos en tu familia Puede ser de gran ayuda la comunicación intencional, preguntar sin ser demasiado entrometido y buscar maneras de expresar el cariño. Todos sabemos que con cariño, todo se resuelve, todo tiene solución.

Si te gustó esta entrada, comenta e iniciemos la conversación.

Silvana Gonella

 

Artículos del Blog

Sígueme

Artículos dōTERRA®