La inocencia es libertad de aprender

La inocencia es libertad de aprender

 

Al atrevernos a dejar de lado el mito del paradigma de la educación, en el que el conocimiento es volcado desde alguien que sabe, a la mente sin formar de nuestros hijos… nos damos cuenta de hemos estado como sociedad, atrapados en la oscuridad y dureza de muchos velos que han nublado y cercenado la percepción.

En esta sociedad la palabra escrita y hablada es secuestrada constantemente por quienes dogmatizan generación tras generación. Lo hacen con la pulida estrategia de enseñar a los padres lo que les conviene, para que ellos mismos hagan el trabajo sucio de dogmatizar a sus hijos y descendientes, de manera que el proceso se repita y reproduzca a sí mismo.

Este mecanismo basado en el miedo como una astuta forma de sometimiento, ha generado un modelo social que mantiene el día a día de cada quien, en la mera satisfacción del ego a nivel personal y en el estancamiento del espíritu crítico. De este modo la persona común permanece subyugada al pasado como escarmiento y al futuro como deseo, comprometiendo su presente, su ahora, en ser esclavo de producción para el sistema matrix.

Del sistema es del que necesitamos librarnos para que nuestra familia pueda vivir en plenitud y alegría.

Por eso, mi amiga P L, está armando una serie de artículos con instrucciones claras para quienes quieren empezar o son nuevitos en el camino de la educación en el hogar. Dos artículos de esta serie imperdible son: Primeros pasos: desintoxicate y Primeros Pasos: Fuera etiquetas.

En el proceso de la desintoxicación, una actitud que ayuda mucho es dejar de pensar que los adultos tienen que enseñarle a los niños, porque de alguna manera saben más.

Antes que volcar conocimientos en las mentes de los chicos, a la manera que la escuela lo hace a través de la figura del maestro o profesor, cuando se decide educar en el hogar, yo creo que es mucho más productivo adoptar como adultos una posición o estado de INOCENCIA PURA.

Con ello me refiero a estar abiertos al conocimiento y al saber, tal como lo hacen los niños, con una mente despojada de conceptos y preconceptos, abierta, dúctil, maleable, flexible y expectante de recibir la maravilla de lo nuevo.

Un papá o mamá que tiene esas características y se decide a aprender junto a sus hijos, será el que más libertad y expansión brinde en su camino como guía, mentor y educador de esos pequeños seres inquietos, curiosos y ávidos de aprender de la vida misma.

Me gusta la palabra mentor, porque el mentor no es un profesor, sino alguien que da el ejemplo para ser imitado. Natalia Graton con su hermoso blog Mi educación creativa, es una gran referente de la utilización de este concepto.

Permitir el desarrollo de la curiosidad y la alegría tanto en adultos como en niños, es el camino más corto, fácil, libre de dolores de cabeza y seguro para que educar en casa sea una aventura de felicidad.

Enseñar y aprender On-line, es una herramienta válida, eficiente y divertida para que como familias, puedan adentrarse en el hermoso camino del aprendizaje autodidáctico y autogestivo, con calma y serenidad.

Por ello, nunca se olviden que aprender es divertido, da placer y genera el deseo de ser mejores cada día y crecer en libertad y armonía.

Educar es un acto sublime de amor, valentía y decisión. Así el mundo cambia a partir de cada uno y se puede hacer el pasaje de la auto-exigencia a la plena libertad. Cuando la vida cotidiana es mejor cada día, los que están a nuestro alrededor, de alguna manera absorberán y se contagiarán del deseo de cambiar.

El cambio es bueno y solo puede traer excelentes resultados. No tengas miedo, crea tú mismo el cambio, haz que suceda y marca la diferencia.

Estamos aquí para ayudarlos e informarlos sobre la educación en el hogar y brindamos todo el apoyo y la contención que necesitan para comenzar.

Con cariño Silvana Gonella

¿Cómo empiezo? ¿Dónde me informo?

Artículos del Blog

Sígueme

Artículos dōTERRA®