Ser un niño prodigio, no te exime de atravesar tus propias paradojas

Niños prodigio y sus paradojas internas

Ser un niño prodigio, no te exime de atravesar tus propias paradojas

Si has sido un niño prodigio y quieres seguir siéndolo, has de atravesar tus propias paradojas.

Si, querido amigo genio, te hablo a ti, a ti que estás en un momento crucial de tu vida en el que deseas de corazón ser tú mismo y decirle al mundo quién eres. Quieres que todos se enteren de tus verdades y reconozcan tu autenticidad, aquello que es verdadero en tí, que nace de tus entrañas y enciende tu vida de deseos.

Asumo que si estás leyendo este artículo, ya no eres un niño. Supongo también que si has llegado aquí, al menos ya te has planteado algunas cuestiones existenciales. También te has enojado, revelado, gritado y deseado que la tierra te tragara por no poder resolver tus innumerables conflictos, relacionados con eso que te hace tan especial, sumado a los conflictos naturales de cada edad que has experimentado.

Si internamente estás gritando ¡Que paren el mundo que me quiero bajar!!!…

Aguarda, no te bajes todavía. Espera un poquito más, porque encontrarás aquí una guía definitiva para expresar tu verdadero SER y vivir la vida con extremo entusiasmo y alegría!!

Pero vayamos por partes. Lo primero es lo primero.

Voy a hablarte en un nivel elevado de vocabulario y conceptos, pero no tendrás dificultades en comprenderlo, porque eres increíblemente inteligente, eres un genio.

Como niño prodigio, si has tenido suerte y tus padres te han respetado, amado y acompañado en eso que destacabas y te diferenciaba. Ya habrás tenido oportunidad de decidir qué es lo que de verdad deseas.

Pero posiblemente, en algún momento de tu vida te hayas encontrado con la exigencia de alguno o ambos de tus padres, la expectativa de que seas aún mejor, la voracidad y el imperativo de que te embarques en una carrera como en el caso de “Vitus Un niño extraordinario”

Te dejo la película aquí, mírala y luego seguimos con el tema que nos trae si?

Bueno primero que nada vemos que el niño (naturalmente curioso y más inteligente que sus padres), hace una pregunta que los deja perplejos:
Vitus pregunta ¿qué es una paradoja? Los padres no pueden responder y el insiste.

Una definición sería: Paradoja es una figura retórica que consiste en la utilización de expresiones que envuelven una contradicción. Esto quiere decir que, más allá de las condiciones contradictorias, los factores presentados resultan válidos, reales o verosímiles.

Por ejemplo: “Es una persona tan pobre que lo único que tiene es mucho dinero”, “La bondad de sus actos sólo terminó generando un gran mal”, “Para llegar rápido, nada mejor que ir despacio”.

Déjame contarte una historia de los orígenes de tu vida. No te aburrirás porque es algo que nos sucedió a todos. Es entonces una historia universal.

Cuando venimos al mundo, sólo tenemos una única energía que viene con nosotros y es la pulsión de muerte, llamada “Tanatos”(Sigmund Freud).

Al nacer, hallamos una diferencia enorme entre el estado de puro placer del útero, donde estábamos tibios, protegidos y alimentados y el mundo al que nacemos, que es absoluto displacer, es frío, hostil, desconocido y tenebroso. Por eso el bebé intenta volver al estado anterior de placer y quiere regresar al útero materno.  Pero volver al estado anterior, implica morir.

Sin embargo lo que mantiene al niño vivo es la inclusión del deseo del OTRO (la madre) que es una apuesta para que la vida se sostenga, instaurando otros motivos para vivir. El otro motivo para mantenerse vivo es el deseo del Otro, que no es otro que el deseo de la madre. Luego aparece la función (no el personaje) sino la función del padre, que genera un corte simbólico entre el niño y la madre, así  el bebé comienza a sentirse parte de un clan.

El deseo de tu madre de que vivas, es lo único que te mantiene vivo. Porque como bebé humano eres el más indefenso de los mamíferos cuando naces.

Nuestro psiquismo se inaugura y estructura con el deseo del otro. No hay manera de salirse de eso. Si pudiéramos salir de eso, estaríamos muertos.

Cuando no puedes regresar al estado anterior de placer (útero), encuentras el placer en ese deseo de tu madre, que es el deseo del Otro. El deseo del Otro se transforma en principio de placer o “Eros”(Sigmund Freud).

Eros y Tánatos, son dos energías polares, que se mantienen de por vida luchando por la supremacía. El equilibrio entre ambas es muy delicado.

Lo que se inscribió en el psiquismo del niño, que fue lo que lo trajo a la vida (el deseo del otro), se convierte en una prisión mental cuando crece, porque para mantenerse vivo sigue tratando de vivir cumpliendo el deseo del otro. Aquí se establecen en el psiquismo inconsciente las leyes de la metáfora (sustitución) y la metonimia (desplazamiento).

El deseo de que el bebe viva, se transforma en una metáfora en el inconsciente del niño, que sería algo parecido a esto: “como el deseo de mamá me mantuvo vivo al nacer, quiere decir que para mantenerme vivo ahora, tengo que hacer lo que quiere mamá” ¿Alcanzas a ver por qué el deseo que te mantuvo vivo se convierte en una cárcel de la mente?

Es muy difícil atravesar esa prisión mental que mantiene al yo tratando de volver al estado anterior, pero se puede! Una manera de hacerlo es descubrir el propio deseo para aferrarse a la vida. Se hace eligiendo y decidiendo.

En la película, Vitus cae en la trampa de tener que colmar el deseo insatisfecho de la madre, pero por fortuna se da cuenta rápidamente y se sustrae haciendo lo que considera que es una opción: parecerse a todos y mezclarse en el montón.

La principal paradoja de los niños/jóvenes prodigio, a mi entender es el conflicto entre Deseo del Otro y Deseo propio.

Porque ¿hasta qué punto tu deseo en cuanto a la actividad en la que descollas, es propio? ¿O te esmeras en satisfacer los deseos de tus padres?

Todos nosotros, en algún momento de la vida tenemos que vernoslas con paradojas existenciales. La de individuación es una de las más importantes de la existencia, tan importante que determina minuto a minuto lo que sucederá a partir de la decisión tomada. Además implica hacer elecciones y tomar decisiones que serán casi como un rito de pasaje de la niñez a la adultez.

Este momento bisagra y determinante, se nos presenta a todos entre los 12 y los 18 años aproximadamente, porque es el tiempo en que nuestra biología cambia dramáticamente y comenzamos a construir nuestra identidad de seres independientes.

Atravesar y trascender este momento de subjetivación (convertirse en Sujetos deseantes en contraposición con objetos de deseo), no es privativo de los superdotados ni de las personas de la media. Nos toca a todos en algún momento de nuestra temprana juventud.

Lo que es posible que suceda con los genios, es que eso que los destaca es tan evidente y es tan obvio que los diferencia de los padres mismos, que muchos aún sin mala intención comienzan a cruzar la línea y a presionar, para que sus propios deseos sean satisfechos, a través de la disciplina del chico prodigio.

Eso lo podemos ver en la película. Si bien no se muestra a los padres como exageradamente influyentes, lo son en una pequeña medida, pero eso es suficiente para que Vitus se sienta no comprendido y tenga la necesidad de escapar, con la consecuencia de pasar por un accidente.

Lo importante además de que el niño o joven sea querido, es que en su entorno puedan entender o decodificar su mensaje.

Para Vitus esto no sucede y tiene que refugiarse en su abuelo, que con su amor logra que el chico se anime a brillar nuevamente por sí mismo, sin sentirse coaccionado.

En psicoanálisis el Yo es un precipitado de identificaciones con los otros significativos: por ejemplo tiene el carácter del padre, la mirada del abuelo y la sonrisa de la madre. Es producido a partir de la imagen del otro en la infancia temprana, que da como resultado una imagen unificante de referencia, en espejo. El reconocimiento de la propia imagen, es consecuencia del  reconocimiento recibido por el otro. Hay ahí un recubrimiento imaginario de lo real, y a cada momento que la experiencia especular con el semejante se repite, el yo se consolida.

Sería algo así como que el Yo, es todavía más YO, cuanto más se identifica con el deseo del otro, que es la fuente parental; pero al mismo tiempo no recuerda que se conforma de esa manera y considera que él es su personalidad. La personalidad es tanto identidad como limitación.

El SUJETO, es el que luego de haberse enfrentado a sus limitaciones y haberlas limpiado una a una, se apropia de su poder y potencialidades. Es el que se aferra a un resultado que ubica como deseado por él y hace que eso que quiere, suceda.

El Sujeto emerge luego de que la persona con su trabajo de desarrollo personal, ha comprendido de qué estaba formado ese yo y lo ha trascendido, haciendo caso omiso de las limitaciones y apropiándose de su poder.

Cuando alguien se erige a sí mismo en SUJETO, puede crear su propia realidad ya que entiende que todo lo que sucede, sucede en su interior.

Entonces si estás en situación de conflicto entre el deseo de tus padres y el tuyo propio, si te enfrentas a tu propia paradoja, la primera pregunta que necesitas hacerte es:

¿Desde donde haces lo que haces?

Consejos prácticos

Al no saber desde donde haces lo que haces, nunca sabrás si alcanzarás ese resultado o no. ¿Estás esforzándote por ti o por tus padres?

Elijas lo que elijas hazlo siendo consciente de tu verdad y tus motivos.

Si lo que haces es desde un estado de angustia pero no lo sabes, el proceso se presentará en forma de angustia porque tu vibración atrae una semejante.

Somos energía sin forma (vacía) que empieza a tomar forma en base a la información que recibe del psiquismo.

En la vida cotidiana, las personas no saben desde donde hacen lo que hacen porque son acciones automáticas, mandadas a hacer por el yo que está identificado a OTRO.

Si tienes una sensación de molestia o resistencia, cuando tienes que hacer lo que se supone que “debes”; como la frecuencia que estás vibrando es de resistencia, va a ser difícil que puedas hacerlo bien o que te sientas bien. Sabiendo desde dónde lo haces, le das una información correcta y útil a tu psiquismo y te responderá dándote la energía para que hagas lo que corresponda, para tu mayor bien.

Para saber detectar el desde donde, hay que aprender a diferenciar la mente del corazón. Eso te permitirá que experimentes con más consciencia tu vida cotidiana.

*  Cada vez que tengas una pregunta, una duda o un deseo, en vez de pensar en la solución, primero vacía la mente de pensamientos y escucha al corazón. Cuando la mente tiene creencias y hace su cháchara de justificaciones absurdas, el corazón no se cree lo que la mente establece como real.

Pregúntate: Más allá de mis ideas de la vida, yo  ¿que siento sobre esto en el corazón?

Cuando encuentras lo que hay en tu corazón habiendo vaciado la mente, te das cuenta de la verdad que mora en ti. Cuando ya sabes lo que está sucediendo en tu interior, tienes que reconocer en ti justamente eso y saber dónde estás situado, para poder cambiarlo.

* Si hay algún dolor o sufrimiento, míralo desde donde ese dolor te pueda aportar crecimiento o evolución. Pregúntate: ¿Cómo puedo utilizar ese dolor para crecer y que ese dolor me de coraje para lograr mi objetivo?

Cuando vayas superando ese dolor, pregúntate: ¿Desde qué paradigma o qué mito estoy iniciando la búsqueda de mi deseo? ¿Es desde el paradigma de la creencia o desde el paradigma del logro de resultados?

El paradigma de las creencias (identificaciones del YO) siempre va a poner el resultado fuera de ti y te presentará todas las limitaciones que pueda para que regreses al estado inmediato anterior (tal como el bebé recién nacido quiere regresar al placer de estar en el útero materno).

El YO no está interesado en crecer, sino en evitar el displacer.  Por lo tanto, cualquier cosa nueva implica displacer para el YO.

Hay cuatro paradigmas que nuestros YOs compran gustosos y que nos encierran en la creencia externa: Los paradigmas de la política, de la economía, de la ciencia y de la religión.

Ante los inicios de cualquier emprendimiento, tienes que detectar lo que sientes en el corazón y desde qué paradigma inicias.

* Necesitas escucharte y observar la lógica que va apareciendo. Cuando lo haces desde la consciencia, lo que te cuestionas internamente ya no tiene que ver con circunstancias externas. La lógica será de un pensamiento que trata de resolver cuestiones sobre la propia existencia. Por ejemplo: ¿Los pensamientos que estoy teniendo, son los adecuados para alcanzar mi resultado?, ¿Las palabras que utilizo para nombrar lo que quiero son las correctas?, ¿Lo que siento respecto de mi resultado, está alineado con eso o es discordante?,  ¿Estoy atrapado en alguna cárcel mental?

Si las preguntas que te haces ante los límites que se te presentan en la vida, son sobre tu propia  existencia, estás en el camino correcto, porque inicias desde la consciencia.

Pero si tus preguntas son acerca de cuestiones externas, nunca alcanzarás ningún resultado, porque estás operando desde los paradigmas que atrapan al YO.

* Si Quieres hacer algo que te permita crecer o mejorar el estado interno, está muy bien porque pones en el inicio tu propia existencia, es un para qué sumamente válido.

Tenemos que operar siempre desde algún paradigma para lograr los resultados que deseamos, pero por lo menos elijamos un paradigma que funcione hacia nuestro resultado y no uno que nos limite o trabe.

Un paradigma es un método que funciona para lo que queremos lograr.

Si estamos acostumbrados a viajar por nuestro país en automóvil, es perfecto para recorrer los lugares a los que se puede llegar por tierra, pero si necesitamos cruzar a otro continente, el paradigma del automóvil deja de funcionar. Entonces necesitamos establecer el paradigma de los viajes aéreos. Es simplemente cambiar por algo que nos permita alcanzar los resultados que buscamos.

* A tus objetivos egoístas o personales, ponlos en alineación con objetivos universales con los que quieras hacer evolucionar a todo el universo, entonces el universo te hará evolucionar a ti, proporcionándote lo que necesitas para crecer y lograr tus deseos. Si tu intención es tan elevada que pretende hacer evolucionar todas las cosas, el universo va a invertir mucha más energía en ti para que cumplas tus objetivos. Es un intercambio de energías muy válido y funcional.

* En base a los desde dóndes y a las acciones que emprendes se creará un futuro u otro. Si tienes  que lavar los platos de tu casa, pero no te gusta limpiar y lo haces con desgano o resistencia, esa resistencia va a atraer más resistencia a tu universo. Pero si le pones conscientemente un desde donde personal a lo que estás haciendo, por ejemplo: “Cada vez que lavo un plato, se limpia mi corazón y perdono con más facilidad”.

Entonces esa actividad de limpieza ya tiene un desde donde propio y tuyo, desde el Sujeto en ti y no desde el YO inconsciente o del Otro.

Así lavarás los platos con gusto, porque sabes que eso sirve para un bien mayor que es limpiar tu corazón y perdonar.

Has logrado hacer algo externo que te desagrada, poniéndote un desde donde interno que hace que te guste y sea agradable. Poniendo un desde donde propio se beneficia el resultado. Tú en el lugar de SUJETO, has cambiado la energía del desde donde del otro, por un desde donde tuyo y así la energía se potencia y se redirige hacia tu resultado.

Podemos vivir con gracia y disfrutar de la armonía haciendo de la creatividad y el crecimiento personal, un estilo de vida. ¿Acaso la creatividad no es crear algo que antes no existía? Bueno, si eres un prodigio, la creatividad es lo tuyo!!

* Busca gente de tu confianza que te apoye en tu camino. Vitus tenía a su abuelo, pero te sorprenderías de todas las personas que hay a tu alrededor que están dispuestas a ayudarte e impulsarte con amor.

Tus padres pueden errar y es deseable que lo hagan porque los mejores padres son los más imperfectos. Todos podemos equivocarnos, pero si tenemos la intención de mejorar, somos excelentes padres.

Por eso mi sugerencia sería que si te sientes coaccionado por tus padres, posiblemente ellos no se dieron cuenta de que cruzaron la línea, pero como te aman harán lo que esté a su alcance para remediarlo, claro está si tú se los comunicas con cariño. De esa manera crecen juntos y hay armonía en la familia. No te alejes de tus padres, perdónalos y compréndelos porque ellos hacen lo mejor que pueden con lo que saben. Si les muestras otro camino para que mejore la relación, te lo agradecerán y estarán dispuestos a cambiar por el bien familiar. Silvana Gonella

* Pregúntate ¿Tengo claro lo que deseo? ¿Qué deseo? 

Aclarando la esencia del objeto deseado, amplías la gama de formas y medios posibles para que éste venga hacía ti.

La esencia de lo deseado es lo que te aportaría a ti. Como ejemplo, si quieres un vehículo, puedes quererlo para ir cómodamente al trabajo, o también para presumir con tus amigos. Cualquiera de esos motivos funcionan como la esencia de lo que quieres obtener. Serían los para qué.

Una de las más ingeniosas metas que puedes proponerte lograr, es estar siempre en un estado de tranquilidad mental, porque eso te hará infinitamente más eficiente.

Cambiando tu forma de pensar  y hablándote a ti mismo con cariño y con palabras que te den poder, te estás regalando creatividad, motivación, inspiración, intuición y paz.

Si tu modo de pensar habitual es quejoso o negativo, se te hará muy difícil encontrar la razón o propósito de cualquier experiencia. Por tanto no podrás aprender de ella, porque para aprender de lo que vives estás aquí en la tierra.

Si estás triste o negativo, lo más probable es que desperdicies la mayoría de las oportunidades de crecer que te da la vida.

Al empoderar tu vida con palabras valiosas, te responsabilizas de la dirección que toma tu existencia.

La mayoría de la gente, atraviesa su viaje de la vida con retos y desafíos que logran superar.

Pero lo maravilloso de ser un prodigio, es que puedes dar respuestas geniales ante las situaciones cotidianas. Recuerda a Vitus, ante la falta de dinero en su familia, logró hacer una fortuna.

Haz que tu vida desborde de belleza, armonía, paz y propósito!

Sé un genio, pero nunca te olvides de ser un genio feliz!

Querido prodigio este mundo atormentado te necesita, para que con tu inteligencia y tu sensibilidad, ayudes a la transformación radical que desde hace mucho ha sido profetizada.

Necesitamos tu genio y tus aportes para poder vivir plenamente, unidos y en paz.  Que desarrolles tu máximo potencial es la única manera de que tu exquisito don y contribución a la humanidad, dejen huellas para la posteridad.

Con mucho, mucho y sincero cariño

Silvana Paola Gonella

Artículos del Blog

Sígueme

Artículos dōTERRA®