¿Qué enseñan nuestras emociones sobre el dinero?

Hablando de educación y salud ¿Qué enseñan nuestras emociones sobre el dinero?

Hablando de educación y salud ¿Qué enseñan nuestras emociones sobre el dinero?

Escuchando una charla de Robert Kiyosaki sobre el dinero, en el que hacía referencia a las historias paralelas de su padre rico/padre pobre, del famoso libro “Padre rico, padre pobre”, humildemente no puedo menos que disentir

¿Pero cómo puede ser posible tal atrevimiento?

Es posible en tanto cada uno de nosotros estamos dotados de libre albedrío y yo lo utilizo para desmenuzar conceptos que vienen de afuera y, reordenarlos para que sirvan mejor a mi mundo interno.

Incorporo de cada maestro (en el sentido espiritual del término) lo que me parece potable y plausible para mi propia vida. En cambio, a lo que no es de mi resonancia le digo “no, gracias”.

Tengo que aclarar que no disiento de los conceptos y obra de Kiyosaki, ya que han sido excelentemente elaborados y este hombre es un grande en el mundo del dinero y ohhhhh! si que sabe generarlo.

Lo que voy a cuestionar son las ideas sobre el dinero y las razones por las que la gente desea tenerlo y cómo le enseña a sus hijos y nietos de la nueva era, a generarlo o estar impedidos de hacerlo, que es el más común de los casos, pero siempre por las razones equivocadas.

Robert comenta que dentro de los temas evitados en la mesa familiar y más con niños presentes, además del sexo, es principalmente el dinero.

No se hablan ni de los buenos pasares, ni de las dificultades económicas, tratando de que los niños no se hagan caprichosos o se preocupen innecesariamente, según la circunstancia.

Sin embargo, los niños son muy perceptivos y realmente sienten las tensiones, los secretos, las preocupaciones y los sufrimientos familiares en sus propios cuerpos. Al no poder expresarlas verbalmente porque esos temas no se tocan!!, los expresan a través de sus conductas y relaciones.

Puede haber niños que expresan su malestar emocional con hiperactividad, falta de atención, berrinches, rabietas o incluso dolores, molestias físicas o en el peor de los casos con enfermedades.

Cuando un niño ha llegado a la enfermedad, hay muchas cuestiones que han permanecido reprimidas y no ha podido tramitarlas conscientemente o verbalmente. Cuando un deseo es reprimido, adquiere una fuerza demoledora que intenta por todos los medios hacerse conocer. Sale a la luz a través de la expresión física conductual o de la enfermedad, intentando gritar el mensaje oculto en el inconsciente, tanto para el niño como para la familia.

El tema, así abordado es muy poco frecuente, ya que la mayoría de la gente suele pensar que las enfermedades son giros del destino y no quieren saber nada de la responsabilidad que padres, abuelos y hasta 8 generaciones anteriores de familiares, tienen en esa manifestación.

Ojo!!! que dije responsabilidad y de ninguna manera “culpa”, que es lo que muchos tenderán a pensar.

Responsabilidad es simplemente “responder con habilidad” y ante cualquier problema, se puede tratar de indagar o preguntarse qué ha estado funcionando mal, cuáles eran los miedos o preocupaciones, que ha quedado sin expresarse y de qué situación provino el sufrimiento. Se trata sencillamente de hacer un poquito de memoria y ver qué pasó un tiempito antes de que se presentara la conducta extraña o el problema de salud en cualquier miembro de la familia.

En el caso del tema del dinero, que es el que hoy nos trajo acá, puede haber sucedido que la familia estuvo en ciertas dificultades económicas en un momento dado, quizás han perdido su vivienda o un miembro de la familia ha quedado sin trabajo, han sido robados los ahorros, o tal vez algún juicio acabó con el equilibrio económico…

Millones de situaciones pueden suceder que se callan deliberadamente y no tienen un intento de solución dialogando en familia, por lo que en el presente alguien está atravesando problemas como dije antes conductuales o de salud, que siempre son Psico-bio.emocionales. No hay que olvidar que nuestras emociones sobre el dinero, están enseñando en todo momento, aún que no nos demos cuenta. Y hablando de educación y salud ¿Qué enseñan nuestras emociones sobre el dinero?

El dinero no es un tema menor, sino que en la sociedad en la que vivimos, se trata de algo cotidiano. Es una lucha que se ha extendido a la mayoría de las familias y el “sistema” se encarga de  empeorar cada día!!

Por lo tanto no es nada raro que al estar este problema tan enquistado en la vida atravesando toda la experiencia, uno o varios miembros de la familia estén enfermos!!!

¿Qué tiene que ver la ciática, las enfermedades renales, los problemas de estómago, los dolores o enfermedades más graves con el dinero?

YO diría que TODO!!

Depende cómo se procesan las emociones ante los problemas o dificultades recurrentes en la vida, el estado de salud o falta de salud en cada integrante de la familia.

En la sociedad actual hay cuatro problemas gigantes, que se reproducen en toda la vida cotidiana y siempre terminan en “el poder del dinero”, porque el paradigma económico ha contaminado absolutamente todo!!!!!!!

Los cuatro problemas, son los cuatro paradigmas: “No tengo”, “No puedo”, “No debo” y “No sé”, sería muy largo hablar profundamente de ellos acá. Pero se desarrollan en el primer módulo del “Curso Cuántico Metodología de la Economía feliz”

La mayoría de la gente está trabada para realizar, producir, innovar, crear y sentirse bien ¿por qué? Porque creen y sostienen equivocadamente que NO TIENEN CON QUÉ!!

No pueden dejar el trabajo que les amarga la vida porque no tienen dinero para crear sus sueños; no pueden realizar el hobbie que más aman porque no lo pueden pagar; no son capaces de buscar el éxito porque no tienen ayuda económica; no pueden comprar lo que necesitan para determinada actividad porque las tarjetas están al límite; no pueden estudiar y aprender o descubrir cosas nuevas porque el dinero no alcanza para esos gustos; no emprenden un negocio porque el banco ya no les da crédito; no tienen la ropa que quisieran porque el sueldo no les alcanza;  no pueden ser felices hasta que no tengan dinero suficiente…

Para los curiosos e inquietos que desean emprender y progresar, les recomiendo fervientemente el curso de mi amiga P L: “Crea Tu Negocio Online” 

¿Se dan cuenta de que poder hacer algo, parece estar supeditado al “PODER” que da el “dinero”?

Si encuentras un área de la vida que no esté contaminada por los problemas de dinero, te pido que lo compartas en los comentarios.

Retomando con la idea del título: Hablando de educación y salud ¿Qué enseñan nuestras emociones sobre el dinero?

Bueno, lo que afirma Robert Kiyosaki es: “El dinero es poder”.

Estoy de acuerdo con su afirmación, pero disiento absolutamente en que haya que darle socialmente “TANTO PODER AL DINERO.”

¿No seríamos mucho más felices, estaríamos libres de problemas y sufrimientos si le diéramos PODER AL DESEO?

En este sentido bien cabe la frase “El Deseo es el Oro creativo” y lo desarrollo con lujo de detalles en el Ebook Cuántico Metodología de la Economía Feliz y en el Ebook “El potencial cuántico de TU VOZ”

Si alguien desea con todo su corazón poner un atelier de arte por ejemplo y, se pone a la acción creativa de buscar información,  mira revistas, dibuja su deseo y lo sueña despierto (pero repito: LO DESEA DE TODO CORAZÓN);  juro por lo que más quiero que si lo que necesita es dinero, el dinero aparecerá mágicamente!!!!

El dinero provendrá del lugar menos pensado, pero sólo será un empujón más para continuar con el deseo.

Si llevar a cabo el deseo, requiere otra cosa distinta al dinero, también aparecerá sincrónicamente, porque de verdad lo digo: la respuesta para todo no es el dinero, como nos lo enseñaron y, seguimos transmitiendo equivocadamente a nuestros hijos.

Si lo que deseas es volar en Aladelta, lo que necesitas para volar no es dinero para comprar el Aladelta. NECESITAS EL ALADELTA!!!!

¿Nunca pensaste que si haces lo que te corresponde, alguien pueda regalarte el aladelta o que te lo ganas en un premio? ¿Ves que no necesitas dinero?

Entonces mi propuesta es que en la intimidad familiar, nos permitamos hablar de DESEOS y no de dinero. Seamos libres para soñar, enseñemos a nuestros hijos que con el deseo no hay imposibles y que si ahora no hay dinero ya llegará. Enseñemos a construir sueños y metas, hablemos de las ganas de hacer cosas nuevas, compartamos nuestros anhelos y construyamos juntos un mundo mejor.

Seamos honestos con nuestras emociones y sentimientos al respecto, pero dejemos de esconder y reprimir el tema!!!

Hablemos en familia de cualquier asunto, enseñemos con el ejemplo, propiciemos la libertad emocional, la salud plena, el bienestar absoluto, la alegría y la felicidad.

Porque si hay felicidad no hay enfermedad!!!!!!!!!!

Si les ha gustado esta reflexión

Me encantaría que se expresen y comenten!!!

Con cariño

 

Silvana Paola Gonella

Artículos del Blog

Sígueme

Artículos dōTERRA®